¿Qué tipo de recarga utilizo para un Vehículo Híbrido Eléctrico Enchufable, PHEV? ¿Modo 2 o Modo 3? ¿Por qué?

Si estás leyendo estas líneas es que piensas o has decidido comprar un Vehículo Híbrido Eléctrico Enchufable, PHEV y disfrutar de las ventajas que tiene. Si dudas de que tipo de recarga es mejor para tu PHEV, con este post vamos a tratar de ayudarte y luego tú decides.

Los HVE  (híbridos simples) , funcionan como uno convencional y no necesitan recargarse desde una red eléctrica. Sin embargo su funcionamiento real en modo sólo eléctrico es muy limitado, dispone de autonomías muy cortas y apenas llegan a los 10 km. Las baterías que tienen son de muy poca capacidad y se están recargando constantemente. La recarga se produce con la conducción normal mediante los sistemas de frenado regenerativo y también en deceleración, aprovechando el freno motor.

Cómo ya sabrás, un PHEV combina dos tecnologías de propulsión, motor de combustión y motor eléctrico. Y están capacitados para proporcionar autonomías con movilidad eléctrica más amplias.

La mayor autonomía de un (PHVE) vehículo híbrido enchufable , permite hacer desplazamientos en modo 100% eléctrico, entre 40 y 60Km, según marcas y modelos. Está muy bien para recorridos cortos, pero se necesita conectar a un cargador externo para alcanzar el nivel máximo de carga de la batería.

¿Cómo se consigue mayor autonomía en un vehículo eléctrico enchufable, PHEV?

Como parece lógico pensar, este incremento de autonomía se consigue disponiendo de una batería de mayor tamaño para mejorar su capacidad de almacenamiento eléctrico. Para alcanzar su carga completa, no es suficiente con sólo los sistemas de recuperación energía que tienen los vehículos eléctricos en general por defecto.

En consecuencia, tal y como hemos mencionado anteriormente, es necesario conectar el (PHVE) vehículo híbrido enchufable a un cargador externo. Así podrás recargar la batería al 100%, y disfrutar entonces plenamente de su autonomía eléctrica en los trayectos cortos y en ciudad. Es en estos recorridos donde el ahorro permite rentabilizar un vehículo eléctrico híbrido enchufable. Aquí puedes calcular el ahorro con nuestra calculadora.

Evitarás además de esta manera la emisión de gases nocivos y mejorarás la economía de tu bolsillo. Si tienes una empresa lograrás una reducción importante en gastos de combustible. También ahorrarás en impuestos y podrás circular por zonas restringidas de determinas ciudades.

¿Cómo recargo un Vehículo Híbrido Eléctrico Enchufable, PHEV?

Por otro lado, prácticamente todas las marcas de Vehículos Eléctricos, por lo general suministran un cargador portátil. Es muy cómodo y se puede conectar a un enchufe de los normales que tenemos todos en casa de 230 V, denominado tipo Schuko. Este tipo de recarga portátil se llama MODO 2.

¿ Qué supone Recargar en MODO 2 ?

Este tipo de cargador debes de saber que está pensado para un uso ocasional y su empleo debe hacerse de forma consciente.

De manera que hay que utilizar la regulación de intensidad de carga que disponen los equipos de carga modo 2. Este ajuste lógicamente afecta a la velocidad de recarga de la batería. Este tipo de cargador está englobado dentro de la Recarga Super Lenta, limitada a potencias de 2,3 Kw, ( 2300 watios ). Así se pueden usar en enchufes convencionales tipo Schuko. Actualmente están introduciendo en el mercado algunos modelos de algo más de potencia.

– ¿Por qué llevan los cargadores de Modo 2 la posibilidad de regulación de intensidad de carga?

Los enchufes schuko de casa, sus cables y protecciones eléctricas que los alimentan, sirven sólo para intensidades máximas de 10 A, 2,3 Kw. Es importante que cuando uses los cargadores de modo 2 asegurarte de que no superas la intensidad máxima. La del enchufe y además el no superar la potencia máxima contratada del contador que pudiera tener esa vivienda, local o instalación.

– ¿Qué pasa si pongo mi cargador a tope, 10 A?

Por ejemplo, supongamos que te conectas a un enchufe desconocido y regulas el cargador a 10 A, al máximo, para cargar lo más rápido posible. Ello supone que la potencia que vas a pedir por el cargador para ese enchufe y su circuito es de 2300 W, 2,3 Kw.

Al enchufe no le pasará nada, pero sí puede afectar a la potencia máxima consumida de la instalación si hay consumos adicionales que puedan coincidir.

Por ejemplo, si coincide con la vitro, el horno, o un simple secador de pelo de 1000 W, se puede superar la potencia contratada. Entonces, el contador inteligente general de la instalación se desconecta por exceso de consumo. Si ocurre estando presente se puede solucionar, pero si sucede en un momento que estás fuera, se queda sin luz la casa, la comunidad, etc…

Recomendación, sin conocer la instalación donde enchufas o si no se indica de alguna manera la potencia máxima, es mejor poner un nivel de carga bajo. Ajustar el cargador de modo 2 a una intensidad baja, unos 6 A, 1,3 kw.

– ¿Cuanto tiempo supone recargar en modo 2?

La recarga de modo 2 tiene unos tiempos de recarga muy largo para completar la batería. Del orden de 10 a 12 horas para un batería de 24 kwh, a 10 A. Si cargas a menos potencia 1.3 Kw, 6 A , unas 18 Horas.

Los cargadores de modo 2 , como los propios fabricantes indican es para un uso ocasional y de emergencia. Y hay que respetar las precauciones indicadas en el manual de uso.

Los cargadores de modo 2 tienen una comunicación muy básica con el coche. Y el coche sólo comprueba que la conexión para la carga es correcta y que la protección de toma de tierra es de buena calidad.

Es muy importante asegurarse antes de desconectar la clavija del enchufe, que la carga está ya parada desde el control del cargador. Se pueden producir daños en el enchufe o en el propio cargador de modo 2 por alguna sobretensión. En este modelo no existe bloqueo en el enchufe.

Y si recargo en MODO 3, ¿qué pasa?

En la carga de MODO 3, tanto la línea eléctrica como el cargador (wallbox ) están diseñados e instalados para ofrecer las mejores condiciones de uso. Ofrecen una mayor protección y seguridad así como el mejor rendimiento para la recarga de un vehículo hibrido enchufable y / o uno 100% eléctrico.

Los equipos para la carga en MODO·3, disponen de un protocolo de comunicación que permite un carga segura de la batería. Además de comprobar la calidad de la conexión y la protección de tierra, está en comunicación continua regulando la velocidad de la carga. La potencia se regula según el calentamiento de batería y es el coche el que le va demandando la carga de forma optimizada.

modo 3 recarga vehículo eléctrico
modo 3 recarga vehículo eléctrico

Este tipo de cargador de MODO 3 lleva también un sistema de seguridad para retención del conector. No lo permite soltar del cargador hasta que no está el proceso de carga deshabilitado. Evitando de esta manera daños en la base del conector y mejora la experiencia de recarga respecto al MODO 2.

Una Gran Ventaja de los cargadores en MODO 3

Resulta muy interesante, es la capacidad de algunos de estos cargadores de MODO 3 para poder regular el nivel de carga según el consumo eléctrico principal.

Esta funcionalidad tan interesante evita de esta manera que se dispare el contador de la luz por exceso de potencia contratada.

Una vez que el consumo de la vivienda o instalación principal se ha reducido, el cargador de MODO 3 vuelve a proporcionar toda la potencia disponible para acelerar la recarga.

Como consecuencia, los tiempos de carga se reducen de forma importante ya que la carga se regula de forma dinámica. Está característica nos puede permitir, por ejemplo, una carga por la noche y otra en el momento de la comida. En casa o en el parking del trabajo durante la jornada, pudiendo hacer uso de la conducción de modo eléctrico durante más kilómetros.

Por lo tanto, con un cargador de coche eléctrico de MODO 3 se puede duplicar fácilmente la autonomía de su híbrido enchufable. Sólo lleva 3 horas o menos cargarlo de 0 a 100% según el tipo de cargador e instalación que se disponga. En este link puedes ver diferentes Modelos de cargadores de Modo 3.

Conclusiones

1- Podemos decir que la carga en Modo 2, está bien pero sólo para un uso ocasional y siendo conocedor del manejo del mismo. Hay que tomar las precauciones recomendadas, asegurándose que donde conectas cumple con las seguridades eléctricas mínimas. Es preciso seleccionar una potencia de carga que pueda ser soportada por la instalación eléctrica. En caso de no seleccionar dicha potencia, el enchufe domestico podría sobrecalentarse e incluso causar problemas mayores. Hay que contar con que los tiempos de carga son muy lentos.

2- La carga de MODO 3, es más rápida ya que puede permite una gestión más eficiente de la recarga. Y sobre todo es más segura para un uso continuo en la recarga de un vehículo eléctrico híbrido enchufable, PHEV. Además es compatible con la recarga de un vehículo 100% eléctrico, EV.